La variante ferroviaria de Ermua avanza con el cale del túnel

La consejera Tapia y el alcalde de Ermua, Carlos Totorika durante la visita a las obras y cale del túnel/@GOBIERNO ERMUA

La maquinaria de las obras del túnel de la variante ferroviaria de Ermua ha realizado el cale del corredor que unirá la nueva estación de la Avenida Bizkaia con la zona de Eitzaga. La nueva infraestructura entrará en funcionamiento en enero de 2019 y quitará el tráfico de trenes de la buena parte de la Avenida Gipuzkoa.

La consejera Arantxa Tapia, junto al alcalde de Ermua Carlos Totorika, el viceconsejero Antonio Aiz, los directores Aitor Garitano (ETS), Imanol Leza (Euskotren) y Mikel Gurutzeaga (GV), han asistido al cale del nuevo túnel ferroviario de Ermua, de más de un kilómetro de longitud, dentro de las obras de la variante ferroviaria de la villa, que incluye la construcción de una nueva estación y viaducto. Además han podido visitar el estado del resto de obras, tales como el nuevo viaducto y la nueva estación de Eusko Trenbideak en Ermua.

El cale se produjo a cien metros del emboquille norte, que da a Ermua, y a 900 del emboquille sur, en el término municipal de Zaldibar. De esta manera, el túnel queda excavado en su totalidad. También el mango de maniobras de 120 metros de longitud que hay en su interior para favorecer las operaciones ferroviarias. Los últimos 100 metros de la zona ermuarra ya están hormigonados, con su revestimiento definitivo.
La totalidad del nuevo trazado en doble vía suma una longitud de 1.500 metros.
El inicio se localiza en la zona de Eitzaga, en el término municipal de Zaldibar, y discurre prácticamente en su totalidad en una variante en túnel (de 1.025 m. de longitud), hasta la entrada a Ermua, donde cruza la carretera N-634 mediante un viaducto de 40 metros, previo a la futura estación, tras la que enlaza nuevamente con la vía actual antes del paso inferior de la calle Izelaieta. Esta actuación permitirá la supresión del paso a nivel de Oletxe.
La nueva estación, por su parte, se encuentra en una fase muy avanzada. La tabiquería interior está finalizada y se han iniciado los trabajos de revestimiento, solados, fontanería y carpintería interior. Una vez concluidos los trabajos de hormigonado del viaducto y revestimiento del túnel, se acometerán los trabajos de instalaciones electromecánicas, señalización, comunicaciones, etc.
Tras las obras se dotará a Ermua de una estación moderna y accesible con un andén central de 80 metros de longitud. Asimismo, ganará en accesibilidad y seguridad, con una menor distancia de las unidades al andén.
Además, las obras de construcción de la nueva estación posibilitarán la eliminación del terraplén ferroviario que separa el parque de Valdespina y la plaza contigua a la N-634, conectados hasta ahora por escalera y ascensor. En el futuro, la conexión entre estos dos lugares de ocio será accesible para todas las personas, gracias a un paso inferior.
Todos estos trabajos supondrán una inversión de 30 millones.
A partir de su puesta en marcha los tiempos de recorrido se acortarán en dos minutos. “La disposición de un nuevo trazado, la mayor parte de él en túnel, va a eliminar las molestias a gran parte de los vecinos de Ermua”, manifestó Tapia. Totorika quiso destacar además que “ se elimina mucho ruido y la antigua vía se convertirá en una senda peatonal”.

En el video, momento del cale del nuevo túnel de 1025 metros que une la avenida Bizkaia con Eitzaga. Video y fotos: @GobiernoErmua

Dejar una respuesta

Su dirección de email no será pública.