Ermua propone la aprobación de su carta de “Ciudad Educadora” a la corporación

El documento recoge “que se facilitará el bienestar de las personas”. / MIGUEL SÁNCHEZ

Esta carta elaborada en conjunto por técnicos municipales y población pretende consensuar unos principios para comenzar a trabajar en ellos

Ermua trata de transformarse en “ Ciudad Educadora” comenzando por la elaboración de una carta que establezca los principios, la visión y las prioridades, con las que posteriormente trabajará un grupo de ermuarras que ya se ha volcado en este proyecto municipal.
Esta carta deberá ser aprobada en sesión plenaria por los grupos de la corporación. El escrito ya se ha presentado y ha recogido el beneplácito de la corporativos que la conocieron en la anterior Comisión Informativa.
La carta incluye el principio de comunicación e información accesible en el que se recoge que la ciudad promoverá una comunicación efectiva y el intercambio óptimo de información, utilizando un lenguaje llano y soportes y canales accesibles.
También se preocupa por la salud comunitaria estableciendo que la ciudad facilitará el bienestar de las personas en lo referente a su salud física, mental, emocional y relacional.
Se pretende que Ermua sea una comunidad participativa y cívica, fomentando la participación de una forma cívica y corresponsable. Además se apuesta por que el municipio cuente con una comunidad integradora e igualitaria, facilitando la creación y desarrollo de espacios de encuentro y reflexión donde las personas que la habitan sean agentes activos capaces de vivir en la diferencia y solucionar pacíficamente sus conflictos.
Se quiere que la ciudad promueva la conciencia colectiva frente a la individual. Se propone que la ciudad vele por la promoción de espacios y el intercambio de experiencias de vida que favorezcan el empoderamiento personal y comunitario, garantizando el retorno del conocimiento.
La ciudad velará por un futuro sustentable, tanto económico, social y medioambiental, que permita satisfacer las necesidades actuales sin poner en riesgo las posibilidades de las siguientes generaciones.
Por último, se apuesta por que la ciudad facilite el emprendizaje, y la capacitación profesional de su ciudadanía para garantizar su inclusión y permanencia en el ámbito laboral. Así mismo, promover la innovación, la diversificación y el desarrollo tecnológico  de su tejido empresarial, además de impulsar la colaboración de su tejido empresarial y educativo.
Con ayuda de población
Esta carta es la base de un proyecto de transformación de Ermua en ciudad educadora, que se lleva trabajando en la localidad desde mayo de 2017, con 40 personas que hicieron sus propuestas y de las que 22 se comprometieron a participar en un grupo estable para trabajar el proyecto en la villa.
Una vez aprobada la carta estas personas voluntarias podrán, en 2018, realizar propuestas para poder aplicar en el municipio.

Dejar una respuesta

Su dirección de email no será pública.